La escena musical es una actividad que no se detiene, mientras haya seres humanos habrá música y la manera de hacerse pero especialmente en la manera de interpretarse, es claro que los instrumentos musicales requieren de cierta especialización en cada uno de ellos ya sean de cuerda, viento, percusión en sus diversas tonalidades formas y materiales, la conjunción de los instrumentos y sus diferentes tesituras han generado la riqueza y diversidad musical, en un principio de cada instrumento se hacían piezas solo para ese instrumento, posteriormente el desarrollo y creatividad del ser humano combinó cada instrumento a su disposición hasta que se crearon las agrupaciones musicales y posteriormente las orquesta, todo es válido en la creación musical.

En la música contemporánea son casi imprescindibles la conjunción de sonidos y ritmos para estar a la vanguardia en la escena musical, sin embargo desde el principio de este siglo XXI se ha vuelto muy común el surgimiento de los duetos musicales que contrastan con la típica alineación de cuatro a cinco integrantes.

La música moderna surgida a partir del jazz, blues y el rock ha ido manejando agrupaciones diversas en su cantidad de integrantes siendo lo más común el uso de al menos cuatro integrantes, de acuerdo también a su grado de complejidad es que se adicionan elementos que enriquecen la composición misma.

En el rock la fórmula básica se basa en cuatro integrantes que lo conforman una base rítmica con una percusiones, un instrumento que proporcione melodía, generalmente una guitarra y una voz. Sin embargo también han surgido agrupaciones de tres integrantes que combinan sus habilidades y reducir el número de integrantes, los tríos como los canadienses Rush y ZZ Top son algunos ejemplos de fórmulas con menos integrantes surgidos en los 70, sin embargo la búsqueda de opciones y la muy necesaria compatibilidad de caracteres entre sus integrantes han generado buscar la opción del dueto musical y hoy hemos sido testigos de algunos ejemplos que suenan al día de hoy.

The White Stripes. Quizá son los más sobresalientes que surgieron a principios de este siglo, la imagen pálida y lánguida de un par de jóvenes estadounidenses, aunque su primera producción surgió en 1999, fue en el 2003 que causaron furor y una grata sorpresa en cuanto a una propuesta diferente en el rock. La alineación conformada por Jack y Megan (al principio se dio a conocer que eran hermanos, posteriormente que eran pareja pero se habían divorciado) White causaron furor con su álbum The Elephant y que llamó mucho la atención por su propuesta de solo dos integrantes.

The Black Keys. Es una banda que surgió en 2002 en parte inspirada por lo que hizo The White Stripes, conformada por Dan Auerbach en guitarra y voz y Patrick Carney en la batería, también con mucha influencia del blues y del rock de los sesenta es que este dueto llamó la atención desde la aperición de su primera producción en 2004 y continúa vigente en nuestros días.

The Kills. Son otro ejemplo de la influencia de Jack White con muchas reminicencias del rock ´n roll, sus integrantes Jamie Hines y Alison Mosshart han producido cuatro albums que han sido un referente en la escena indie rock de este siglo.

Death from above 1979. Provenientes de Canadá, este power duo mas cargado a los ritmos del hard rock lanzó su primera producción en 2004 You’re a woman, I’am a machine fueron bien recibidos por la crítica y el público, sin embargo tres años después se separaron para volverse a reunir y volver a grabar un disco en 2014 con el nombre The Physical World con el que dieron una gira internacional con sus integrantes Sebastien Grainger (batería y voz) y Jesee F. Keeler (Bajo y sintetizadores).

Royal Blood. Siguiendo con la temática del hard rock, esta banda inglesa formada por el baterista Bem Thatcher el bajista y cantante Mike Kerr; con su primera producción en 2014 homónima y un gran sencillo “Figure it our”, con el que fueron invitados a los grandes festivales europeos con gran éxito, actualmente acaban de sacar su nuevo disco llamado “How did we get so dark”

Japandroids. También surgida en Canadá en la ciudad de Vancouver es también una banda que explora el sonido del rock y del folk con un matiz muy actual, formado en 2006 por Brian King y David Prowse y logran grabar su primera producción en 2009 con el nombre Post-Nothing, tienen dos grabaciones más en 2012 Celebration Rock y en 2016 Near to the wild heart of life con el que han sido invitados a los principales festivales en Canada, Estados Unidos y Europa y que, por cierto estarán en el festival Corona Capital de la Ciudad de México.

México también tiene dos grandes ejemplos de este tipo de agrupaciones notables:


Yokozuna. Son un grupo surgido en la Ciudad de México en 2006, formada por los hermanos Tranquilino, Arturo (Guitarra y voz) y el multinstrumentista José Antonio (batería, piano, trompeta, harmónica y voz), originalmente eran un trío, pero debido a problemas con su entonces bajista y la falta de compromiso de los siguientes que se unieron a la banda decidieron al final quedar como un dúo. Su estilo ronda el hard rock y han grabado tres larga duración desde 2008 con el álbum del mismo nombre del grupo, en 2009 el Yokozuna II y en 2013 Quiero venganza; actualmente se encuentran trabajando para un nuevo álbum.

Rodrigo y Gabriela. El dueto formado por Rodrigo Sanchez y Gabriela Quintero surgió como parte de una banda de trash metal en la Ciudad de México, debido a la falta de apoyo y éxito de la banda deciden ir a Europa a probar suerte en los circuitos callejeros en Bélgica, Francia, Holanda e Irlanda donde residen en el año 2000, lugar donde son vistos por el músico Damian Rice con sus covers acústicos de heavy metal, es tal su sorpresa que son invitados al festival Oxegen donde son un éxito rotundo, gracias a este graban su primer disco en 2001 llamado Foc, posteriormente graban un nuevo disco llamado Re-Foc que los lleva vender miles de discos en Europa, hoy día han grabado ocho álbumes y en 2016 salió a la luz una película – documental llamado For those about to rock: la historia de Rodrigo y Gabriela dirigida por Alejandro Franco, con participaciones importantes como Robert Trujillo de Metallica, Al Di Meola, Alex Skoltnick de Testament y Peter Gabriel.

 

Como podrá apreciarse el rock y el hard rock ha sido lo que ha inspirado de mejor manera los duos musicales convertidos a power duos quizá por su facilidad y mayor contundencia para poder llenar espacios sonoros que con otros ritmos sería más complicado. ¿Los has escuchado? ¿Te gusta alguno de ellos?